CONSEJOS PRÁCTICOS

La plata es un metal maleable y delicado que con el uso puede sufrir diversos cambios. Uno de ellos es la pérdida de brillo, factores como el clima, cremas corporales, PH de la piel, productos de limpieza, perfume o grasa son los causantes de ésta oxidación. Sin embargo, este proceso puede variar en cada persona y de una pieza a otra.

Queremos darte algunos consejos prácticos que te servirán para poder mantener las joyas de la mejor manera posible.

La limpieza constante es fundamental, te recomendamos utilizar un paño limpiador especial para plata, su uso es muy sencillo y te será de gran ayuda.

Guardar tus joyas en bolsas de plástico herméticas cuando no las utilices prevendrá la oxidación de las mismas.

No utilices cremas o productos de limpieza corrosivos que puedan ensuciar las joyas.